Jugar

MAURITS CORNELIS ESCHER.
Las matemáticas convertidas en arte.


Holandés nacido en 1898 y conocido por sus originales obras basadas en figuras imposibles y teselaciones del plano.

No destacó como estudiante y ni siquiera sacaba buenas notas en arte. Comenzó la carrera de arquitectura en Haarlem, abandonándola tras poco tiempo. Allí coincidió con el maestro Mesquita, experto en artes gráficas y primero de la época que se fijó en su talento.

En apariencia, sus obras son dibujos normales, pero una observación un poco más detenida nos produce un auténtico vértigo. Muchas de sus obras resultan surrealistas, pero con una gran simpleza en su técnica. Sus grabados se pueden considerar una expresión racional y matemática de la realidad.

Uno de los recursos más utilizados por Escher es el de la ambigüedad que presentan las imágenes cóncavas o convexas en el universo bidimensional (como con el dragón de Gardner) y que hace que éstas se perciban de distinta manera dependiendo de donde se considere que proviene la luz.

Escher visitó España en numerosas ocasiones, la primera en calidad de canguro de los hijos de un amigo suyo. Hasta en dos ocasiones, recorrió la Alhambra, quedando impresionado por los mosaicos que ornaban sus paredes. La cultura árabe prohibía la representación de figuras vivas (humanos, animales, plantas…) por lo que toda la decoración está hecha a base de figuras geométricas.

Obsesionado con la teselación del plano, tras diez años de trabajo, consiguió descubrir un método que sirvió de herramienta para gran cantidad de posteriores diseños. La principal conclusión es que sólo hay 17 maneras posibles de cubrir totalmente un plano y que, precisamente, son las mismas que pueden apreciarse en la Alhambra.

SABER MAS

GALERIA